SENTENCIA DE LOS ERES, RESPONSABILIDAD POLITICA, RESPONSABILIDAD PENAL

HectorMaravall HectorMaravall
Biografía

"¡Hola! Gracias por entrar en mi Blog. Espero que te guste, despierte tu interés y te anime a participar con tus comentarios y opiniones. Héctor"


Publicado en CATEGORÍA:   Política.
  19 noviembre, 2019.
HectorMaravall ha escrito 103 entradas.

ETIQUETAS:  

El 3 de junio de 2016 publiqué un articulo en mi anterior blog con el titulo «EL GRAN ERROR  POLITICO DE CHAVES Y GRIÑAN» . Tres años y medio después, y con la sentencia ya dictada, vuelvo a compartir esta reflexión porque considero que tiene plena validez, mas allá de algunos matices inevitables por el paso del tiempo. 

Conozco a Manuel Chaves y a José Antonio Griñan desde hace casi 40 años. En los primeros tiempos de la democracia, siendo Chaves el asesor jurídico confederal de UGT y yo de CCOO, coincidimos a menudo en actos que organizaba la APD (Asociación para el Progreso de la Dirección) presidida por Antonio Garrigues,  para mostrar a empresarios asilvestrados y desconfiados, lo que pensábamos y proponíamos los sindicatos. También coincidimos como asesores de los sindicatos en las diversas negociaciones con los sucesivos gobiernos de UCD. A veces no estábamos de acuerdo; Manolo era socialdemócrata puro y yo era eurocomunista y nuestros sindicatos a menudo estaban confrontados, no como ahora. Pero Chaves argumentaba solidamente y era sumamente respetuoso. Y lo siguió siendo cuando fue Ministro de Trabajo y de nuevo nos sentamos a negociar, pero en distinto lado de la mesa, y vaya diferencia en comparación con el otro ministro presente, Carlos Solchaga. 

Vi casualmente a Manolo hace unos pocos meses en una cena con otros amigos y estaba humanamente destrozado.

 A Griñan le conocí cuando era uno de los pocos Inspectores de Trabajo que aplicaban la legislación laboral de los años 70 con los criterios mas favorables posibles para los trabajadores y eso no se olvida. Después nos volvimos a encontrar siendo él Ministro de Sanidad y yo Director del INSERSO, coincidiendo en reuniones del Comité Consultivo del Sistema Nacional de Salud y en diversas actividades relacionadas con la coordinación sociosanitaria. La relación siempre fue cordial y constructiva. Además tenemos un gran amigo en común, Marcos Peña, actual presidente del Consejo Económico y Social de España.

En definitiva creo sinceramente que son dos personas que se han comprometido y trabajado por los derechos de las clases trabajadoras, que  han estado siempre en el ámbito de la izquierda de nuestro país y que en su larga trayectoria política nunca han buscado el lucro económico.

 Dicho esto, tengo que añadir que la izquierda no puede ser permisiva con actuaciones que se sitúan al margen de la legalidad, porque se trate de “los nuestros”. Pero en mi opinión la responsabilidad de Chaves y Griñan, tiene básicamente un componente político y no de carácter penal.

 Que ambos conocían lo que estaba pasando con los ERES y con la formación profesional, al menos en sus líneas generales, me parece fuera de toda duda. Unas practicas de tal envergadura, con un coste presupuestario de esa importancia, no es creíble que no lo conocieran y compartieran. Mi experiencia como responsable político-administrativo en el INSERSO fue muy elocuente al respecto. Al mes de estar allí, ya había tenido confidencias abundantes sobre todo lo que pasaba en este Instituto; ya me habían visitado un montón de funcionarios de diversos niveles para, de buena o mala fe, ponerme al día sobre todo lo que sucedía, incluidos los affaires sentimentales de responsables. Y por si fuera poco contaba con la Inspección, con la Abogacía del Estado y con la Intervención de la Seguridad Social. Así que un responsable político se entera de lo que pasa, ¡claro que se entera! Y si no se entera mucho peor, porque demostraría que es un irresponsable o un inepto.

 La pregunta que hay que hacerse es ¿por qué sabiéndolo, lo permitieron? En mi opinión es que ello fue por razones estrictamente políticas y que resumiría en “comprar paz social en Andalucía”. A este respecto no podemos olvidar que Andalucía ha sido, y sigue siendo, una región de nuestro país con muy altos niveles de paro y con evidente imposibilidad o incapacidad para generar la suficiente actividad económica y en especial industrial, para reducir de manera drástica ese desempleo. En el pasado hubo el PER, una especie de salario social de baja cuantía, con unas formas de aplicación teñidas a menudo de discrecionalidad.

 Llama la atención que en Andalucía no solo no haya habido una intensa conflictividad social, sino que además elección autonómica tras elección autonómica, el resultado haya sido o mayoría absoluta del PSOE o gobierno en colaboración con IU (ahora de Ciudadanos). Algo tiene que explicar esta realidad y no solo el rechazo popular al señoritismo de buena parte de la derecha andaluza.

 En mi opinión, el PSOE ha buscado diversas formulas para diluir en la medida de lo posible la conflictividad social ante unos niveles de paro tan elevados y para ello ha fomentado también el consenso, más o menos explicito, de las centrales sindicales, preocupadas a su vez con la grave situación de desempleo, lo que no les exime de responsabilidad Y así surgieron las malas practicas de los ERES y de la formación profesional.

 El grave error político de Chaves y Griñan fue admitir un procedimiento con claros rasgos de clientelismo político y con evidentes riesgos de corrupción. En lugar de haber ido a las claras, como han hecho, y con infinitos recursos económicos más, los gobiernos de España. ¿O es que nos hemos olvidado de las ayudas a empresas en reconversión desde principios de los años 80, las subvenciones arbitrarias a multinacionales para que no deslocalicen sus centros de trabajo o para que los abran en España, las inversiones, algunas más que discutibles, en regiones también afectadas por reconversiones, como Asturias? ¿O la permisividad con miles de expedientes de invalidez permanente en los años 80 para reducir plantillas, con la complicidad de todo el mundo, incluidos los Comités de Empresa? ¿O las sucesivas, diversas y múltiples vías de desgravación selectiva de impuestos o cotizaciones a las empresas?

¿Cual es la gran diferencia con lo sucedido en Andalucía?, que los gobiernos estatales lo han hecho con el BOE y no por la puerta de atrás. Esa forma chapucera de actuar en Andalucía, es la que a su vez ha provocado los latrocinios de algunos de los que gestionaron las operaciones, sin control adecuado. La  chapuza casi siempre genera corrupción y así ha sido.

La intención de Chaves, de Griñan, de sus consejeros, era política, conseguir la paz social y evitar el deterioro electoral. La de una parte de los que gestionaban la chapuza era estrictamente el aprovechamiento personal o de sus familiares y amigos o en el mejor de los casos disponer de una red clientelar para sus futuras actividades una vez dejaron los cargos politicos.

En cualquier caso la responsabilidad de Chaves, Griñan y sus mas directos colaboradores, es inevitable. Pero no utilicemos dos varas de medir, fijándonos en las chapuzas, irregularidades y también delitos (según en qué nivel) de los gobiernos de Andalucía y ocultando los miles y miles de millones de euros que desde principios de los años 80 han ido a uno y otro sitio para buscar también la paz social, en un país con permanentes altos niveles de paro y con clara incapacidad para generar un nuevo modelo de desarrollo productivo, que se ha querido  solventar con ayudas a diestro y siniestro y en general a fondo perdido y sin querer p.e establecer un adecuado, suficiente y bien controlado seguro de desempleo.

Desde una visión cínica se podría concluir que la gran equivocación de Chaves y Griñan es no haber aprendido de cómo hacían las cosas los gobiernos y ministros de Madrid. Y ahora tienen que pagar un duro precio, que ya veremos como termina afectando al PSOE y en general a la izquierda.

 

¿Te ha gustado este artículo?

¡Compártelo en tus redes!

¡Recibe actualizaciones de mi BLOG en tu email!

Al suscribirte estás aceptando la Política de Privacidad. No recibirás SPAM. Sólo contenido de calidad. Date de baja en cualquier momento.

Un comentario en “SENTENCIA DE LOS ERES, RESPONSABILIDAD POLITICA, RESPONSABILIDAD PENAL

  1. Querido Hector, sabes bien que no soy neutral ante los facebooks, twitters… que revisan en USA.
    Tu trabajo lo he leído con muchísimo interés y me ha interesado tu argumentación, pese a que intuyo, sin conocimientos jurídicos tan sólidos como los que aportas, que realmente merencen ser condenados, no sé a cuanta pena, pero condenados.
    Un abrazo querido amigo y maestro,
    Julián

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *